scania argentina

Electricidad limpia

La adopción de un modelo de gestión sustentable tiene en cuenta la prevención de la contaminación que generan los deshechos en los procesos económicos. La idea es disminuirlos o controlarlos lo máximo posible. Las emisiones de dióxido de carbono (CO2) forman parte de esos residuos contaminantes. Son indeseables porque se considera que tienen efectos en el clima y, en consecuencia, en el ecosistema.

Los países más contaminantes son, en su mayoría, los desarrollados, entre los que se encuentran China, Estados Unidos, Rusia y Japón. Son los que generan el 72% de los gases con efecto invernadero emitidos a la atmósfera.

Una manera de revertir esta situación es optar por un enfoque sustentable, y las energías limpias (eólica, solar, geotérmica, hidroeléctrica, entre otras, que llevan ese nombre por no dejar residuos o muy pocos) son una buena inversión en ese sentido. Este tipo de obtención de energía permite disminuir de forma drástica las emisiones de dióxido de carbono a la atmósfera, sin que ello afecte a la producción industrial. De todas esas emisiones, el 12% proviene del transporte comercial. Actualmente, este tipo de transporte, impulsado por los combustibles fósiles, son los que agravan la situación. Una de las medidas tomadas a nivel global para revertirla fue la proveniente del Acuerdo Climático de París. Allí, gobiernos y empresas de más de 150 países se comprometieron a reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero.

Para contribuir con soluciones concretas, Scania, como fabricante de vehículos pesados, se comprometió a lograr un 100% de uso de energía renovable en sus plantas industriales. Es así, que cumpliendo con este objetivo, la fábrica ubicada en la provincia de Tucumán comenzó a funcionar con energía renovable proveniente de seis aerogeneradores ubicados en el Parque Eólico Los Olivos, en la provincia de Córdoba.Estos aerogeneradores proveen de los 22.400 MW necesarios para el funcionamiento de la operación industrial y comercial de la compañía en todo el país, durante el lapso de un año. A su vez, equivale a evitar que 14.600 toneladas de CO2 sean emitidas a la atmósfera, además de otras partículas contaminantes como azufre y dióxido de nitrógeno. Eso se logra debido a que la energía eólica no produce residuos.

La implementación del uso de energía limpia se llevó a cabo mediante un acuerdo realizado con la empresa Central Puerto S.A. dedicada a la provisión de energía. Al mismo tiempo, no quisieron quedarse con esos logros, sino ir todavía más lejos, e incluyeron también a la red de concesionarios en el acuerdo energético. De esta manera, se convirtió en la primera automotriz en Argentina con su operación industrial y comercial 100% libre de combustibles fósiles.

Para tener una mejor idea de la magnitud del acuerdo, basta con pensar que los 22.400 MW utilizados equivalen a la energía que usan 30 manzanas de la ciudad de Buenos Aires, todos los días, durante un año completo.

Los objetivos de sustentabilidad planteados han sido establecidos y aprobados por la iniciativa Science Based Target (SBTi). Se trata de un sello que reconoce que los objetivos se alinean con la ruta de descarbonización más estricta definida hasta la fecha, esto es, lograr que la temperatura global no aumente más allá de 1,5 °C respecto a niveles preindustriales.

El énfasis en la movilidad sustentable es otro de los principios para contribuir a la reducción de residuos. Para alcanzarla es necesario replantear de qué fuente proviene la energía utilizada por cada compañía, pero también es necesario fomentar el uso de combustibles alternativos y desarrollar la tecnología que lo haga posible.

Para hacer realidad esa idea, se planteó la primera reunión de la Mesa de Movilidad Sustentable, liderada junto con la Red Argentina del Pacto Global de Naciones Unidas y otras organizaciones de la industria de vehículos pesados, logística y dadores de carga. El objetivo es que las empresas participantes sean conscientes del impacto que produce el transporte sobre el ambiente y tomen las medidas necesarias para actuar a tiempo. El networking facilita este objetivo y es una herramienta para todos aquellos interesados en recorrer el camino hacia la sustentabilidad.

La meta es alcanzar objetivos conseguibles, por eso se espera llegar al año 2025 con una gestión industrial y comercial que genere un 50% menos de emisiones de carbono en relación al 2015. Y luego llegar a 2050 con empresas que únicamente comercialicen productos que funcionen sin combusitbles de origen fósil Como parte también de este compromiso con el ambiente, implementaron ideas de la economía circular. La compañía procura reducir la mayor cantidad posible de residuos. Una de las iniciativas que forman parte de este compromiso es la planta de tratamiento de efluentes, que funciona desde el comienzo de la actividad. Allí se dan dos tipos de procesos: la depuración de efluentes de naturaleza orgánicos y el de efluentes industriales. Mediante un tratamiento químico, se separan aceites puros que son reutilizados como materia prima para la fabricación de membranas asfálticas o combustible. Finalmente se envían estos materiales para su reaprovechamiento.Liderar el cambio y generar conciencia sobre la importancia de impulsar acciones para cuidar el medio ambiente y reducir las emisiones de dióxido de carbono es una tarea que todos, incluso los fabricantes de vehículos pesados, podemos tomar.

Por eso estas acciones contribuyen a mejorar las condiciones de vida. Y esto se logra cuando las organizaciones cuentan con objetivos e iniciativas sustentables y realizables.

Destacado

Scania, como fabricante de vehículos pesados, se comprometió a lograr un 100%.