Al resguardo del bien más preciado

¿Qué es lo más importante de todo lo que tenemos? Podemos pensar muchas respuestas, pero todas dependen de una condición ineludible: la vida. Sin ella no podríamos disfrutar ni de nuestros afectos ni de los bienes materiales que quisiéramos poseer.

Las empresas de seguros lo saben y por eso la toman como el eje de su labor. Pero el desafío es, incluso, mayor, porque la conciencia aseguradora es todavía muy baja en el país.

Aun cuando se trata del futuro de las personas y sus allegados existe muy poca noción acerca de la importancia de los seguros como forma de estar prevenidos ante situaciones fortuitas e inesperadas. Y tampoco se conocen mucho las herramientas que existen para enfrentarlas.

Una de las empresas que colabora en la difusión del cuidado y la protección de la vida es Prudential, porque, los seguros son un resguardo económico que pueden ayudar cuando suceden cosas que no quisiéramos. Y una buena compañía aseguradora es un valioso aliado de confianza.

En ese sentido se desarrolló el programa Conciencia aseguradora, para generar hábitos saludables en la sociedad que fomenten vínculos sanos a corto y largo plazo. Con esta doble iniciativa se mejorar la calidad de vida, por un lado, y también la perspectiva a futuro, por el otro. Por eso sus dos ejes fundamentales fueron la salud y la educación.Para llevarlo a cabo, se establecieron alianzas con organizaciones de la sociedad civil y con entidades educativas. Pero para involucrar a todos los niveles de la compañía, además, se promovió el voluntariado corporativo.

Entre las actividades desarrolladas hubo talleres llevados a cabo junto a la Fundación Aiken (una ONG que acompaña con ayuda psicológica a niños y adolescentes en duelo). Las tareas consistieron en conversaciones sobre cómo enfrentar diferentes tipos de duelos. Asimismo se brindaron talleres sobre seguridad vial y accidentes de tránsito, al igual que sobre el cáncer.

Para fortificar la conciencia aseguradora también dentro del ámbito educativo se realizó el programa Cuidando lo mejor de vos, dedicado a estudiantes de escuelas de la provincia de Buenos Aires y del interior del país. Consistió en la presentación de juegos de mesa con el objetivo de que los participantes se familiaricen con la toma de decisiones importantes. De esta manera se logró relacionar la conciencia aseguradora con otras situaciones cotidianas.

A pesar del aislamiento social obligatorio del año 2020 el programa siguió funcionando porque pudo adaptarse la metodología a una versión remota y en línea. Y sirvió como un claro ejemplo de la importancia de cuidar la propia vida y la de los demás.

A futuro, el desafío es ampliar la difusión de la conciencia aseguradora dado que mejorará el desarrollo social y económico de la sociedad. Los programas mencionados colaboraron en hacer reflexionar a la comunidad y a los estudiantes sobre sus prioridades y sobre la previsión a futuro. Es un gran avance en una buena dirección.