Un aislameinto sin cuarentena

El valor de la enfermería

Los sistemas de salud abarcan múltiples profesiones y oficios, en distinta relación de apoyo entre sí. Juntos, logran que funcionen los centros médicos y de atención de la salud. En esos ámbitos, la enfermería juega un papel fundamental. Durante los meses más difíciles de la pandemia de 2020, todos pudimos ver la importancia de la labor de los enfermeros. Acampañan a personas de todas las edades y con distintas situaciones de salud, incluso las más arriesgadas, como la enfermedad de COVID-19. Además son quienes tienen un mayor tiempo de contacto entre los pacientes y sus familiares.

Según las estadísticas, el personal de enfermería representa entre el 60% y el 89% de la fuerza laboral dedicada a la atención médica; y proporciona hasta el 90% de los servicios. Sin embargo, con muy poca frecuencia reciben el reconocimiento que se merecen, incluso sabiendo que son recursos imprescindibles para el funcionamiento de hospitales y clínicas durante todo el día, sin importar si son instituciones públicas o privadas.

Pan American Energy valora la labor de las personas que trabajan en enfermería. Por eso desde el año 2013 desarrolla un programa de capacitaciones para profesionales de esta rama de la salud.

El compromiso con la comunidad de este programa se observa en que se lleva a cabo en la provincia de Neuquén, que es el área donde opera la compañía. Además lo hace con el apoyo de la Escuela de Enfermería de la Facultad de Ciencias Biomédicas de la Universidad Austral.

Consiste en la formación continua de los servicios de enfermería. Se enfocan en brindar espacios para que los profesionales puedan adquirir conocimientos, habilidades y talentos para promover su desarrollo integral. Se alcanza, de esta manera, mejorar la calidad de la atención y la asistencia sanitaria que se vuelca a la comunidad.

Los participantes son mayormente de zonas cercanas, eso facilita que conozcan de primera mano las necesidades, los potenciales y las limitaciones de la región. Son cinco los ejes de trabajo en los que se basa el programa: cultura organizacional y cambio de paradigma del error; vigilancia del error, identificación y análisis de eventos adversos y consecuencias en las personas; seguridad de pacientes, diseño de procesos y estándares de calidad; sistemas de información, reportes y sistematización de los ciclos de mejoras; y coaching de equipos, con foco en la comunicación. Todo esto se logra con el establecimiento de protocolos y guías clínicas. También incluye planes de acción, visitas a los servicios, y modalidades de apoyo en la comunicación.

Lo bueno es que el programa está atento a las sugerencias: todos los años se tienen en cuenta las valoraciones y necesidades determinadas a través de un diagnóstico que se hace para mejorar. Se determinan los temas a resolver y, en base a eso, cada año las autoridades de los servicios de enfermería tienen en cuenta las inquietudes. Esto permite generar propuestas de formación continua, porque se reinventan e incorporan nuevos talleres y capacitaciones de manera constante.

Pan American eligió un programa de capacitación que se sostiene en el tiempo, cuyos efectos se reflejan en la comunidad. Hay un valor social, económico y ambiental que genera un cambio cultural al darnos cuenta de que podemos acompañar a estos actores fundamentales del sistema de salud en su mejora día a día.