Acompañamiento Quilmes

Cuidado de la naturaleza para el futuro

Cuando hablamos de biodiversidad nos referimos a la variedad de especies animales y vegetales en su entorno. Es decir, los organismos junto con su relación el medioambiente en el que viven. Puede parecer azaroso, pero es el producto de un desarrollo gestado durante años, a veces, cientos, miles o millones.

Actualmente, un 25% de las especies en toda esta diversidad de vida se encuentra bajo amenaza de extinción. En Argentina, concretamente en la provincia de Córdoba, es uno de los lugares donde la flora y la fauna corre peligro, como producto de lo que sucede con los bosques nativos.

Córdoba, es uno de los lugares donde la flora y la fauna corre peligro, como producto de lo que sucede con los bosques nativos.

La difusión del concepto de sustentabilidad, como una característica deseable de nuestras acciones que impactan en nuestro propio futuro, también llega a la idea de recuperar ecosistemas en peligro. Además agrega valor social, económico y una mejora en el ambiente de las personas que viven en las grandes ciudades.

FCA Automóviles se sumó con ayuda en esta dirección que toman amplios sectores de la economía en general. Porque es una manera de preservar los beneficios que los sistemas naturales brindan a la sociedad.

La iniciativa consistió en la creación de una reserva natural recreativa en la provincia de Córdoba. Se trata de un predio de cinco hectáreas en el que se plantaron más de 600 especies nativas para contribuir con la reforestación.

El doble objetivo de la iniciativa es la protección del medio ambiente autóctono y la toma de conciencia por parte de la población de la importancia y necesidad de proteger la biodiversidad.

Las acciones, además de la reforestación consistieron en el diseño de recorridos ecológicos, construcción de lagunas artificiales, un invernadero, un vivero, y una sala educativa. Se considera un proyecto sustentable porque la construcción y conservación de este espacio contribuye a absorber una mayor cantidad de gases de efecto invernadero para reducir los impactos del cambio climático. De esta manera, se vincula la forestación de especies nativas con la compensación de la huella de carbono de las empresas por el desarrollo de su actividad.

El aspecto educativo consistió en la capacitación y concientización de la mayor cantidad de actores sociales sobre la importancia de cuidar el planeta. A eso se sumó la denuncia de las actividades ilegales en ese entorno, ya que el contrabando de especies pone en riesgo la supervivencia de los seres vivos al alterar la biodiversidad.

Este tipo de acciones tendientes a la conservación y recuperación de ecosistemas es una gran manera de contribuir en la educación sobre la importancia de la biodiversidad. Además, es un gran paso en la dirección correcta la incorporación del aspecto recreativo, para que los conceptos de cambio buscados lleguen y se comprendan de una mejor manera. Porque la posibilidad de visitar espacios naturales tiene un gran impacto positivo. Y si eso se hace sin causar deterioros en el ambiente, sino con un matiz de consumo sustentable, entonces estamos ante una gran alternativa que contribuye al medioambiente con medidas concretas.