Salvemos los bares

Ayuda para pasar la cuarentena

Siempre es lindo compartir un momento con amigos. Somos una sociedad a la que le gusta juntarse, cada vez que puede, a comer y tomar algo. Pero durante 2020, las salidas de entretenimiento y reuniones sociales se vieron paralizadas repentinamente por la pandemia. Los sectores económicos afectados fueron el gastronómico, específicamente bares y restaurantes, que se vieron imposibilitados de generar ingresos propios para hacer frente a los gastos fijos que, sin embargo, debieron continuar efectuando.

Atento a la situación de un área que toca directamente a su negocio, pero también a la delicada incertidumbre laboral provocada por las medidas gubernamentales, CCU Argentina contribuyó con soluciones técnicas y fuertes actividades comunicativas a la industria afectada. Se trató de un respaldo a los locales gastronómicos en un momento en el que necesitaban no sentirse abandonados.

Para ayudar a pagar los costos fijos de estos locales, desde Heineken, una de las marcas de la compañía, se fomentó la compra anticipada de diferentes combos a través de la plataforma Compra Futura (una startup independiente que destina el 100% de los ingresos directamente a los bares y permite realizar transacciones de forma segura y digital). De este modo, los ingresos de las ventas ayudaron a aliviar la difícil situación en la que se encontraba el rubro durante el aislamiento social.

Es importante que los emprendimientos no se sientan solos en un contexto económico complicado y profundizado por la pandemia, pero la compañía estuvo con ellos en el momento en el que lo necesitaban.

También sirvió de intermediario con sus consumidores, porque mediante una comunicación 360º multiplataforma, se buscó llegar a los clientes finales a través de compras a precios promocionales y, de esta forma, colaborar con los locales físicos que debían continuar afrontando gastos durante los meses de persianas bajas.

Los bares adhirieron rápidamente, algunos ofrecieron un “combo Heineken” donde la cerveza iba de regalo y corría por cuenta de la marca. De esta manera, y por cada combo vendido, se reconoció con packs de cerveza a los locales gastronómicos participantes de la acción en señal de apoyo.

Para lograr mayor difusión se realizó un spot publicitario que reflejaba escenas de bares desiertos, con un guiño creativo a los diferentes espacios típicos de un bar.

Además, se mostraba cómo el sector se vio afectado por el nuevo contexto, en el que tanto bares como consumidores se vieron obligados a cumplir y respetar todas las normas y protocolos vigentes.

De esta manera se procuró mantener una relación estrecha con los consumidores a la vez que estuvo cerca de sus socios estratégicos. Eso demostró también el valor de las marcas, que ofrecieron experiencias para compartir una esperanza en un momento mejor donde los amigos puedan volver a reunirse y compartir un buen momento juntos.

Se asumió un compromiso con una de las industrias más afectadas, y se promovió la cooperación, elemento fundamental para conseguir buenos resultados en acciones sociales.