Scania

Conductoras

En Argentina todavía circula en los imaginarios que hay ciertas tareas reservadas exclusivamente a hombres porque ¨las mujeres no pueden llevarlas a cabo¨. Existen espacios de trabajo que se emparentan casi exclusivamente al mundo masculino, y esto no es porque las mujeres no quieran formar parte o no tengan competencias, sino que de esa manera se ha ido institucionalizando con el transcurrir de los años. Uno de esos casos se encuentran en la industria automotriz. En general, nos cuesta pensar que haya mujeres capaces que quieran desarrollarse en ese ambiente, ya sea como vendedoras, mecánicas o conductoras. Pero en la actualidad la realidad demuestra lo contrario: no sólo hay cada vez más mujeres que luchan por hacerse un lugar en esta industria, sino que incluso se han llevado a cabo varios estudios que evidencian, por ejemplo, que las mujeres conducen de una manera mucho más prudente que los hombres, por lo cual su inclusión en este rubro redunda en un gran beneficio para el negocio, puesto que producen menos accidentes.

Por esta razón es que Scania Argentina, desde hace tiempo, decidió integrar mujeres a la industria automotriz, especialmente en el rubro del transporte de cargas, para así poder crecer como compañía, dejando atrás viejos paradigmas que no nos permiten vernos como pares.

Partiendo de la problemática de que existe sólo un 0,7% de licencias de conductoras femeninas para el transporte de cargas, nació el programa Conductoras para marcar el camino hacia la integración, la paridad y brindar la posibilidad de formar profesionales para que cada día más mujeres sean parte de esta industria.

La iniciativa busca que las mujeres puedan contar con las herramientas necesarias para poder operar eficientemente un vehículo de transporte de cargas, brindando un servicio profesional de calidad y eficiencia.

Con el apoyo de la Fundación Profesional para el Transporte de FADEEAC, se otorgaron becas a doce mujeres con el objetivo de capacitarlas y acompañarlas en su proceso de profesionalización. Se brindó apoyo y recursos necesarios para insertarse y desarrollarse en este ámbito laboral que día a día demanda más profesionalismo y responsabilidad por parte de los conductores y de las empresas.

Con esta iniciativa, el principal impacto que se generó fue la toma de acciones concretas en pos de la igualdad de género en la industria. También se obtuvo mucha visibilidad en medios y redes sociales, gracias a lo cual el programa adquirió gran relevancia.

De esta forma, Scania Argentina ha hecho una apuesta tendiente al cambio en la percepción que tiene la industria automotriz respecto a la conducción femenina de transporte de cargas y, al mismo tiempo, ha creado a través de esta iniciativa nuevas oportunidades de trabajo, mejorando el desarrollo social en general.

De esta manera, gracias a este tipo de campañas se avanza cada vez más en pos de disminuir la brecha de género y la desigualdad que produce en el mundo del trabajo.