L’Oreal

Belleza por un futuro

Es de público conocimiento que la Argentina actual tiene como compromiso a futuro disminuir la alta tasa de desempleo que afecta a gran parte de su población. A su vez, según estudios realizados por especialistas, se ha percibido que el desempleo es un factor que perjudica a un mayor número de mujeres que de hombres, por lo que es de vital importancia ocuparse de ese sector específico con mayor detenimiento.

Por suerte, empresas como L’Oréal, dedicadas a las necesidades de un público exclusivamente femenino, han notado que también existen datos positivos que arrojan un halo de esperanza ante la posibilidad de combatir el desempleo: existen 42.000 peluquerías en el país, que implican alrededor de 120.000 empleos, con un crecimiento sostenido en corte y en coloración. A su vez, en este rubro, el sector de maquillaje es el de mayor crecimiento. Además, si se tiene en cuenta otro valor destacado de estos oficios, la flexibilidad laboral, se invita a pensar en una posible salida al problema del desempleo, ya que se tratan de empleos con un perfil emprendedor y con una real oportunidad de movilidad social.

La Fundación L’Oréal a nivel global cuenta con diferentes iniciativas que buscan el empoderamiento de personas en situación de vulnerabilidad. En Argentina estos programas se llevan adelante a través de “Sharing Beauty With All” o “Compartir la belleza con todos”, el compromiso de sustentabilidad que la compañía asumió en 2013 y establece objetivos de desarrollo sustentable para cumplir en 2020 en todas las instancias de la cadena de valor de la compañía.

Siguiendo esta línea de compromiso en cuanto al desarrollo de miles de mujeres, nació el programa Belleza por un futuro, con el objetivo de brindar a personas en situación de vulnerabilidad socioeconómica una oportunidad para acceder al mercado laboral y mejorar su calidad de vida. Para esto, se capacita de forma 100% gratuita en los oficios de peluquería y maquillaje a personas de entre 18 y 40 años.

Belleza por un futuro implicó la creación de un sistema educativo y de inserción laboral desde cero. Comenzó con la identificación de los lugares con mayores necesidades y posibilidades de establecer el programa, siguió con la inauguración de nuevas escuelas, la incorporación de docentes a la currícula y el reclutamiento de alumnos.

Estas acciones contemplaron el involucramiento de la empresa y de la Fundación Pescar, además de entidades públicas, del tercer sector, otras empresas y contactos clave que permitieron poner en marcha la iniciativa.

Desde sus inicios en Argentina, en el año 2016, el programa se fue desarrollando en distintas etapas que fueron desde la comunicación con los distintos stakeholders, hasta la implementación del programa, el proceso de inserción laboral, su seguimiento y, en las distintas instancias, acciones de comunicación en medios y redes sociales de la compañía y de la fundación.

Una vez finalizado el programa, los graduados reciben dos años consecutivos de seguimiento para ayudarlos a insertarse en el mundo laboral.

Ya con los cursos establecidos, se buscó identificar alianzas que permitieran la escalabilidad del programa, el robustecimiento de las capacitaciones y los beneficios para el alumnado. En este sentido, actualmente la empresa está trabajando en una alianza con Mercado Pago para brindarles a los beneficiarios del programa una capacitación sobre billetera virtual, finanzas personales y pagos online. Además, se les otorga un kit de tarjeta prepaga a cada egresado del programa para que puedan estar bancarizados. Así, según sus movimientos, podrán solicitar microcréditos y tener la autonomía económica necesaria para llevar a cabo sus propios emprendimientos.

Desde la puesta en marcha del programa, se han conseguido notables avances de acuerdo a los objetivos establecidos. En 2018, el programa finalizó con 622 graduados y el 78% de las personas recibidas en 2017 ya consiguió insertarse laboralmente. De ellos, el 73% lo hace dentro de la industria de la belleza. Además, en las encuestas a graduados, se registró un aumento del 140% en los ingresos familiares declarado por los estudiantes.

En 2019, gracias a diferentes alianzas y al compromiso de la compañía con la iniciativa, se abrieron once centros en diferentes puntos del país con el objetivo de brindar cursos a 600 personas. De esta forma, se logró federalizar el programa llegando a Salta, Corrientes, Córdoba, Comodoro Rivadavia y diferentes puntos de la Provincia de Buenos Aires.

Estas acciones permitieron generar nuevos contactos y canales de colaboración con el sector público a través de las autoridades del Ministerio de Salud y Desarrollo Social de la Nación, de los gobiernos de las provincias de Córdoba y Salta, las municipalidades de Corrientes y Salta, la Agencia Comodoro Conocimiento de Comodoro Rivadavia y de la diputada nacional Alejandra Vigo.

Estas capacitaciones no sólo le permiten a la empresa brindar conocimientos técnicos y habilidades blandas, sino que también permite demostrarle a cada uno de los participantes del programa que salir del desempleo es posible y que se puede mejorar la calidad de vida.