L’Oreal

El otro accidente

Todos los años, en la Argentina se registran una gran cantidad de accidentes de tránsito. Lamentablemente, las razones por las cuales esto sucede son varias: la inconsciencia de conducir bajo los efectos del alcohol o estupefacientes, la falta de reflejos o energía por conducir sin haber tenido un buen descanso, o la imprudencia de no respetar o desconocer las leyes de tránsito. Si bien hay otros factores intervinientes como el clima, los desperfectos técnicos de los autos y el mantenimiento de los caminos y rutas, el factor humano sigue siendo el punto crítico a modificar si queremos vivir en una sociedad con cada vez menos muertes relacionadas al tránsito.

Para lograr este objetivo, la empresa Cooperación Seguros se propuso diseñar una propuesta innovadora que permitiera mejorar la toma de conciencia sobre este importante asunto hacia la comunidad conductora de vehículos.

Así fue como desarrollaron la campaña El otro accidente. El diseño de la campaña se basó en realidad virtual, para que las personas vivan “en carne propia” la experiencia de un accidente de tránsito, y se genere un aprendizaje profundo y duradero.

El funcionamiento de la actividad consistió básicamente en la visita de un camión identificado con la campaña a distintas localidades de su zona comercial (Santa Fe, Córdoba, San Luis, San Juan, La Pampa, Buenos Aires. Río Negro y la recién incorporada provincia de Entre Ríos). El camión, ubicado en un punto estratégico de la ciudad con alta circulación de personas, convocaba a las personas a acercarse e ingresar a las butacas de realidad virtual, desde las que experimenta, en primera persona, las situaciones virtuales de accidentes de tránsito.

En el lugar, la primera apuesta fue el despliegue visual del camión, de grandes dimensiones y diseño llamativo para capturar la atención de los transeúntes. Adentro estaba el atractivo mayor, que fue la experiencia de realidad virtual. Lo novedoso fue el impacto que produjo en el público la conjunción de todos estos elementos: contenidos que interpelan desde la sensibilidad, historias con las cuales las personas se pueden sentir identificadas, y el entorno tecnológico inmersivo de la realidad virtual.

En cuanto al mensaje en sí, su potencia y originalidad radicaron en un concepto tan simple como fuerte: no alcanza con que “nos cuenten”, necesitamos “vivir” algo para tomar verdadera conciencia y generar un cambio en nuestros hábitos. Por eso, la persona se sintió protagonista de las historias que involucraron el accidente.

Al finalizar la experiencia, en la pantalla se leía: “Ya viviste un accidente, no seas parte de otro”. Por último, todo este desarrollo se complementó con piezas de comunicación (folletería y merchandising) y una amplia estrategia de difusión en medios tradicionales, digitales, locales y regionales. De este modo se llegó a todo el público de la localidad visitada, tanto a los que vivieron la experiencia, como a los que no lo hicieron, para que pudieran conocerla.

La aseguradora también informa de esta campaña en sus plataformas y redes sociales, generando otros contenidos en la misma línea temática, que son también un aporte a la toma de conciencia de la problemática vial.

Desde el lanzamiento de la campaña el 31 de mayo de 2019 hasta el momento, el mensaje propuesto ha dejado una importante huella en cada uno de los participantes de la experiencia.

De esta manera, Cooperación Seguros logra que cada persona alcanzada genere un cambio de conciencia con respecto a la importancia de la seguridad vial. Y que, a su vez, transmita lo experimentado a sus amigos y familiares, para alcanzar a un mayor público y tener más impacto en toda la sociedad.