Arcos Dorados

Empleo jóven

Es de conocimiento público que en la Argentina, el contexto socioeconómico actual no es de los más favorables. Esto impacta directamente en la población más joven, a la que cada vez le resulta más y más difícil acceder al mercado laboral. La alta devaluación del peso con respecto al dólar, el elevado grado de inflación reflejado tanto en los productos de consumo como en los servicios, y el aumento de la tasa de desempleo, son algunos de los factores que contribuyen a generar un combo de problemas que afectan gravemente la calidad de vida de la población. A esto se le suman las dificultades específicas de los jóvenes para insertarse en el mercado, causadas por los desajustes entre el sistema educativo y las necesidades del mundo laboral, así como también la “baja demanda” del mercado. Se les exigen conocimientos técnicos y capacidades cognitivas, sociales y emocionales mucho mayores que los requeridos para los puestos, pero simultáneamente no se les ofrece protección social ni condiciones decentes. Si a esto le añadimos la alta incidencia de informalidad en los trabajos, que en los jóvenes alcanza un 60%, nos encontramos con un panorama desolador en relación a sus posibilidades de progresar socialmente, ya que esta cuestión impacta negativamente sobre los futuros ingresos, sobre la probabilidad de tener un trabajo decente y de acceder a una jubilación.

Ante esta problemática, Arcos Dorados creó un área de compromiso social y desarrollo sustentable en 2016. Desde allí, se definió a Empleo joven como uno de los ejes principales de trabajo.

De esta manera, la compañía llevó a cabo múltiples acciones, como la participación en diversos eventos vinculados a la temática y la realización de un estudio de la mano de una reconocida encuestadora para profundizar en la situación laboral actual de los jóvenes en Argentina.

Este estudio fue compartido con medios de sociedad, política, economía, management, RR. HH. y actualidad. Allí se establecieron bases comunicacionales para el lanzamiento de una campaña regional, vinculada al área de empleo juvenil, que se propuso llevar su mensaje a todos los públicos para mayor visibilidad.

También se incluyó un nuevo estudio de la consultora TrendSity sobre el tema, que además buscó soluciones, enfoques de trabajo y lugares desde los cuales apalancar el cambio.

Finalmente se ofrecieron jornadas de debate y capacitación para jóvenes, y hasta experiencias de trabajo junto a un profesional en su ámbito laboral, entre otras cosas.

Los resultados fueron muy buenos, ya que 20.000 interesados visitaron el stand de McDonald’s en la feria Empleo Joven de La Rural y más de 8.000 jóvenes dejaron su CV para poder ingresar a la compañía. De esta manera, la acción tuvo una gran repercusión en los medios y se posicionó como uno de los principales empleadores de jóvenes: más del 85% de los 17.000 empleados que trabajan actualmente tienen entre 16 y 24 años.

Con estos datos, no caben dudas de que acciones como estas son las que verdaderamente apuntan a brindarle a los jóvenes un mejor futuro, les dan experiencias formadoras que les brindan herramientas para su desarrollo profesional, a la vez que hacen uso de su flexibilidad horaria como un factor clave.