Desarrollo de casos

Casos participantes en los premios 2017

La Perseverancia: Mirar con perseverancia

Los celulares son uno de los grandes inventos del siglo xx, sin embargo la hípercomunicación se ha vuelto peligrosa, ya que muchas personas hablan por teléfono o envían mensajes mientras conducen, además la costumbre de mirar la pantalla durante encuentros amistosos, laborales o familiares suele ser un desencadenante perfecto para las peleas.

En este contexto, La Perseverancia lanzó una campaña llamada Mirar con perseverancia, con el objetivo de generar una toma de conciencia en la sociedad acerca de la importancia de mirar las señales de tránsito o mantener conversaciones cara a cara durante una sobremesa en lugar de perder tiempo con el celular.

Para llevar adelante esta misión, la compañía impulsó diferentes iniciativas, como la de dejar cajas de maderas en forma de libros en las confiterías para que las personas puedan depositar su teléfono allí y disfrutar de un buen momento con amigos, mantener una reunión de trabajo o recomponer una relación amorosa.

“Nuestra compañía tiene la expectativa de lograr un cambio radical en la comunicación actual, dándole un giro de conciencia. Somos una empresa afianzada en los valores y creemos muy importante el poder mirarse a los ojos con perseverancia y confianza. Poder compartir momentos realmente gratos y sinceros sin necesidad de mirar el celular mientras estamos con nuestros afectos”, revelaron desde la compañía. Y agregaron: “Además de llevar esa misma idea a la conducción de los vehículos y poder bajar el índice del 20% de siniestralidad en la actualidad, hemos logrado que las confiterías locales cuenten con espacio de Mirar con perseverancia y día a día se sumen más personas a la campaña dejando su testimonio y eso nos da la certeza de que estamos en el camino de crear una nueva manera de compartir nuestros momentos”.

Los resultados de la campaña fueron por demás gratificantes. En 40 días se lograron notas en diferentes medios, más de 100 mensajes en los papeles que se dejaron en confiterías junto con las cajas para depositar teléfonos, la adhesión de artistas locales a la idea y la participación desinteresada de los dueños de los bares.

A nivel interno hubo una gran toma de conciencia, tanto en la importancia de fortalecer los vínculos, como en el uso adecuado de los celulares. “Esto nos habla de una multiplicación de la campaña en muy poco tiempo y tenemos la convicción de que Mirar con perseverancia va a ser instalado en los hogares y empresas de nuestro país con el transcurso del tiempo. Ya que el fruto de nuestra campaña es el crecimiento de las relaciones y eso en cualquier contexto es bueno, el afianzar los lazos genera, no sólo un bienestar sino un clima laboral o familiar equilibrado. Esta campaña es sin duda el puntapié a una nueva y más inteligente forma de comunicación que mantiene la conciencia del buen uso tecnológico y reflota la importancia de prestar atención constante a los afectos”, sostuvieron los responsables de ejecutar esta iniciativa.

Para finalizar, señalaron que “Mirar con perseverancia despertó, sin dudas, una toma de conciencia en el público de las confiterías que se adhirieron a la iniciativa y a los automovilistas que comprendieron lo peligroso que es manejar distraídos. De esta manera, no sólo aceptaron la invitación a dejar el celular, sino que también tuvieron la posibilidad de hacer sus propias propuestas para profundizar en la importancia que tienen las relaciones interpersonales más allá de los avances tecnológicos que, si bien les permiten a las personas estar más conectadas con aquellos afectos que se encuentran lejos, también dificultan antiguas prácticas que hacen a la vida en sociedad.”

Volver