Desarrollo de casos

Casos participantes en los premios 2017

CNP: Programa multiplicar

La crisis medioambiental que atraviesa el planeta necesita que los gobiernos, las empresas y cada persona desde el lugar que ocupe realicen acciones concretas que ayuden a la construcción de un mundo seguro y sustentable para el bienestar de las generaciones futuras. Ese fue el puntapié inicial por el cual CNP Seguros lanzó en junio de 2015 el programa Multiplicar, con el objetivo de promover el alineamiento corporativo con el proceso de sustentabilidad.

Este programa surgió como respuesta a la etapa en la que se encuentra la compañía en relación con la sustentabilidad: se apunta a integrarla en la estrategia de negocio, incorporándola en la estructura, la toma de decisiones, la cultura y los procesos.

En esa búsqueda de acciones responsables que generen conciencia, la compañía realizó diversas campañas de comunicación y llamados a la acción para el público interno. En el marco del programa, se trabajó sobre tres grandes ejes: la movilidad sustentable, la ecoeficiencia y la relación con la comunidad a través de la creación de un vínculo con el comedor comunitario La Esperanza, ubicado en el partido bonaerense de La Matanza.

Para el primer eje, el programa encaró la difusión de los beneficios del uso de la bicicleta entre los colaboradores, la entrega de kits de seguridad para transportarse en ella, la construcción de vestuarios con duchas para facilitar su uso luego de utilizarla como medio de transporte para asistir a la oficina y la capacitación sobre movilidad sustentable a cargo del programa Amigos de la movilidad sustentable y segura del Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

El segundo eje se realizó a través de una introducción a la separación de residuos de la ONG Cascos Verdes, al tiempo que se lanzó el concurso Chau mi tacho, que invitaba a los empleados a fotografiarse mientras se despedían de su tacho de basura. Posteriormente se eliminaron todos los tachos individuales y se implementaron tachos verdes y negros en diferentes puntos de la oficina.

Al mismo tiempo, se colocaron luces led, se instalaron de equipos frío/calor de bajo consumo y se realizó una optimización de la luz natural para disminuir el consumo de recursos. Además, se realizaron diferentes acciones apuntadas a la reducción del papel utilizado para trabajar.

El tercer eje del proyecto se concretó a partir de la alianza con el comedor La Esperanza. Allí se tuvo la oportunidad de colaborar con sectores sociales que se encuentran en situaciones de vulnerabilidad a través de donaciones y de jornadas recreativas.

“Muchos de nosotros separamos los residuos en nuestros hogares y estamos comprometidos con aportar nuestro granito de arena al cuidado del planeta, pero es importante que las empresas también lo hagan. En lo personal, es un placer poder trabajar en una empresa que no sólo cuida a las personas, sino también al medio ambiente. Veo que gracias a las acciones que llevó a cabo la compañía en estos años muchas personas que estaban ajenas a estas problemáticas pudieron tomar conciencia y aprender un poco más sobre cómo colaborar”, aseguró Paola Nevisardi, representante del área de Contabilidad.

El programa Multiplicar participó del Premio Conciencia porque “tanto en los seguros de vida como en la sustentabilidad hay una visión compartida del largo plazo y de la protección de las generaciones futuras, y entendemos que está en línea con las acciones corporativas que buscan impactar en forma positiva y mejorar la calidad de vida de las personas”, aseguró Paula Tognola, gerente de Comunicación y Marketing.

Volver