logo
Terminales Río de La Plata

Terminales Río de La Plata: educación como política de sustentabilidad

Las necesidades mundiales de la educación son urgentes. En la actualidad existen 380 millones de niños que no saben leer ni escribir a pesar de haber ido a la escuela, mientras que otros 67 millones ni siquiera concurren a un estableicimiento educativo. Sin dudas, esto les ocasionará graves problemas para acceder al mercado laboral en el futuro.

Por eso, la compañía decidió impulsar un Programa de Educación que plantea la necesidad de abordar esta problemática a nivel internacional, haciendo especial foco en disciplinas como la aritmética y el desarrollo de habilidades como el pensamiento lateral. Además, a nivel local trabaja con dos módulos en particular: Ubicación portuaria y Traslados segura de mercancías.

Esta iniciativa busca potenciar las habilidades, las aspiraciones y la confianza de los niños en las comunidades en las que opera la compañía; desarrollar en ellos el pensamiento crítico aplicado a la actividad portuaria; introducirlos en temáticas vinculadas al comercio, la logística, el mundo de los puertos y su equilibrio con el ambiente; dar a conocer que la industria portuaria es, además de una actividad que aporta empleo; reafirmar el compromiso con la sustentabilidad del negocio; y brindar un espacio para el desarrollo del personal de la empresa, a través de la práctica del voluntariado corporativo. La meta proyectada a nivel global es llegar a 34.000 jóvenes para 2020.

Con la consolidación de este Programa se espera construir una sociedad segura y resiliente, a través de la inversión estratégica en temas que afectan a a la comunidad y a la industria. En la práctica, las metas se enfocan en la construcción de infraestructura social, inversión estratégica y asociación estratégica con organizaciones sobre temas de importancia para la industria.

Desde finales de 2016, momento en que finalizó la prueba piloto, se alcanzó un acumulado de 11 escuelas, 1.014 niños estudiantes de entre 8 y 14 años, 38 docentes y 75 colaboradores voluntarios. Además, se creó un manual de voluntario, diseño y recursos pedagógicos adecuados y se tradujeron en 9 idiomas diferentes, para permitir la replicabilidad.

La industria de los puertos sirve como un salvavidas económico vital, apoyando el crecimiento económico del país, la seguridad y la prosperidad. Los puertos desempeñan un papel importante en la contribución al crecimiento del PBI, ya que refuerza las relaciones comerciales, el apoyo a la diversificación económica, la creación de conocimiento y la experiencia local, para aumentar la competitividad y generar empleo.

Los buques portacontenedores transportan alrededor del 60% del valor del comercio marítimo mundial, por eso es importante para la compañía dar mayor conocimiento del comercio marítimo, el rol que cumple en la vida de todos y la actividad portuaria. Mediante este Programa, se interactuó en forma directa con la comunidad educativa para enriquecer el proceso de enseñanza-aprendizaje con temas como la actividad portuaria, el trabajo en el puerto, el impacto ambiental, el transporte seguro de mercaderías y la ubicación de los puertos, entendiendo que la escuela ocupa un lugar primordial en la construcción de saberes de la sociedad, los cuales, a través de cada uno de sus alumnos y de sus familias, se multiplican y transmiten a la comunidad en su conjunto.

Finalmente, el beneficio de los voluntarios se quedó expuesto a partir de la gratificante experiencia de compartir sus conocimientos con niños que, a partir de la educación tendrán mayores posibilidades de gozar de un mejor futuro.