logo
Pernod Ricard

Pernod Ricard: Historias Para Armar

Un sondeo realizado en 2013 de manera interna, manifestó la preocupación de los empleados de la compañía por el consumo de alcohol en adolescentes. Esta práctica, socialmente aceptada en adultos, muchas veces se traslada a los jóvenes sin que sus padres o tutores tomen real dimensión del riesgo que corren.

Una encuesta realizada recientemente a nivel nacional, arrojó que, de los niños y adolescentes que consumieron alcohol en el último mes, uno de cada dos lo hizo de forma abusiva. Fue así como la empresa se dispuso a diseñar, junto a la ONG Edupas, una herramienta llamada “Historias para Armar”, para trabajar esta problemática con adolescentes de Cafayate, en la provincia de Salta, y de San Carlos y San Rafael, en la provincia de Mendoza.

Antes de cada implementación, se realizaron estudios y diagnósticos en dichas comunidades para reafirmar la relevancia de trabajar en este tema y su alineación a problemáticas locales.

El programa tuvo como objetivo generar condiciones y ámbitos favorables de cuidado y protección de la salud adolescente, promoviendo factores protectores para fortalecer a los chicos, sus familias y a la comunidad en general.

El enfoque propuesto es la cultura del cuidado, contrarrestando la cultura del consumo a través de la valoración de la vida, la salud, el cuerpo, el autocuidado y el cuidado de los otros. “Historias para armar” es una valija que contiene un set de distintos juegos y dinámicas que invitan a los adolescentes a tener una mirada crítica y un posicionamiento activo sobre el mundo, sus vínculos, sus grupos y consumos.

Adicionalmente, se busca que el programa genere un proceso participativo en donde la comunidad en general sea informada y sensibilizada acerca de los riesgos del consumo de alcohol en menores.

A diferencia de las campañas que buscan cambiar conductas desde la prohibición o el miedo, los recursos y dinámicas de esta valija invitan a los jóvenes a armar historias con consignas disparadoras, buscando promover la salud adolescente desde una visión positiva.

Para asegurar la sostenibilidad de las acciones del programa, su modelo de intervención busca dejar capacidad instalada en cada comunidad donde se implementa mediante la provisión de recursos y la transferencia de metodología a adultos para que luego los implementen con jóvenes. Se busca un acercamiento a través de la promoción de la reflexión y el diálogo entre ellos.

Uno de los pilares estratégicos de la compañía es el de concientizar y educar sobre los riesgos del consumo abusivo de alcohol. Este programa trabaja sobre el consumo nocivo en menores, identificado como prioritario en un relevamiento a empleados. Parte del apoyo corporativo a la Estrategia Mundial para Reducir el Consumo Nocivo de Alcohol de la OMS y el compromiso con su visión de mejorar la salud y los resultados sociales de las personas, las familias, y las comunidades.

Historias para Armar se convirtió, entonces, en un programa relevante para la comunidad, generando buenos resultados, permitiendo y facilitando el acercamiento y el trabajo en conjunto con vecinos y comunidades cercanas.

Los principales aportes de esta iniciativa se direccionaron a la salud adolescente y el bienestar de la comunidad. El programa benefició a los facilitadores al proveerles diversos recursos didácticos y conocimientos para promover la salud adolescente, orientados a fortalecer una Cultura del Cuidado, entendida como una forma de vivir, de relacionarse entre pares y entre generaciones, valorando a cada una de las personas en su singularidad, y entendiendo que la respuesta al consumo abusivo de alcohol está en el colectivo social, en la comunidad y no en una respuesta individual.

Las familias de la comunidad, por su parte, se vieron beneficiadas por la iniciativa, ya que los efectos del trabajo con los kits junto a los jóvenes no solo trajeron beneficios a la salud y al estado emocional de los adolescentes, sino que también terminó influyendo en sus propios hogares y otros grupos de pertenencia.