logo
Mercantil Andina

Mercantil Andina: Reciclamos Electrónicos

Alineada con las exigencias de los nuevos tiempos y convencida de que el mundo del futuro necesita mayor sustentabilidad, hace algunos años la compañía decidió reemplazar las acciones orientadas a la filantropía por aquellas que implicaran una visión estratégica de la Responsabilidad Social Empresaria.

El reconocimiento y la aceptación del propio comportamiento implica comprender y asumir los efectos e impactos que genera la empresa por el desarrollo de su actividad. En ese sentido, ser responsable supone responder a las consecuencias que el funcionamiento del negocio genera. Tomando esta idea como base, se empezó a posar la mirada en la manera de hacer las cosas y en las efectos generados.

Así, desde la compañía se hizo visible una problemática sin solución hasta ese momento: una gran cantidad de material electrónico que se amontonaba en sucursales de todo el país, ya que los asegurados acercaban objetos que no funcionaban para demostrar su desperfecto, cobrar el siniestro y descartar un posible fraude. Los empleados los recibían, pero no sabían que destino darles, generando depósitos de residuos electrónicos sin tratamiento alguno. Además se encontraron elementos producto de recambio tecnológico.

El objetivo fue recolectar la mayor cantidad de residuos electrónicos para incentivar una economía circular, darles un nuevo uso a estos elementos, contribuir con acortar la brecha tecnológica existente entre aquellas personas que no tienen acceso a la tecnología, otorgándoles dispositivos por medio de donaciones y evitar la contaminación que produce desecharlos en la basura.

Por otra parte, se propuso fomentar el compromiso e involucramiento activo de los colaboradores de la compañia, proveedores, productores y clientes, provocando un pasaje de la Responsabilidad Social Empresaria a la responsabilidad social y ambiental personal.

Algunas de las innovaciones desarrolladas fueron la creación de un logo para Responsabilidad Social Empresaria y otro para la campaña, la habilitación de una casilla de mail para concentrar las dudas y consulta sobre esta acción, y el diseño de un espacio espicífico para la puesta en marcha de esta iniciativa denominado “Corner”.

Además, las acciones que se implementaron para cumplir con los objetivos fueron: investigación del tratamiento de los residuos electrónicos en la Argentina, el análisis de las posibles instituciones a contactar para trabajar en conjunto, la elección y contactación de estas instituciones, interiorización en la gestión administrativa necesaria, reuniones de equipo para intercambiar ideas, la confección de un plan de acción y cronograma, y finalmente reuniones con los distintos gerentes para informar sobre la campaña.

En un principio, la expectativa de la aseguradora se basó en la creación de valor para contribuir con un desarrollo sustentable. Con esta Campaña se buscó dar el primer paso en la instalación de una práctica pensada para ser sostenida en el tiempo, generando conciencia en la comunidad. Además, institucionalmente, el fin perseguido fue el pasaje de acciones puramente filantrópicas hacia un modelo de gestión de Responsabilidad Social Empresaria.

Con esta iniciativa, se logró el reconocimiento del área por parte de todos los miembros de la compañía, su participación activa y el aporte de sugerencias para continuar trabajando. Actualmente se está llevando a cabo la segunda edición, cumpliendo con el objetivo de sostener la campaña en el tiempo. De esta manera, la Compañía contribuyó a la toma de conciencia por parte de su grupo de influencia en temáticas medioambientales como así también sociales.