logo
L’Oreal

L’Oreal: la diversidad como meta sustentable

Actualmente existen 42 mil peluquerías en la Argentina que generan 120 mil puestos de trabajo, sin embargo, los nuevos tiempos exigen cada vez mayor presencia de personal calificado. Por eso, la empresa encontró en el “Programa Belleza por un Futuro” una ventana para generar valor compartido y un impacto real en sectores humildes y con escasa formación que hoy experimentan mayores dificultades para insertarse en el mercado laboral.

Este programa tiene como principal objetivo capacitar de manera gratuita a personas en situación de vulnerabilidad social y económica en los oficios de peluquería y maquillaje a fin de que, hacia 2020, 1500 personas puedan conseguir un empleo calificado.

Esta iniciativa, que está presente en más de 20 países del mundo, hizo su desembarco en la Argentina en noviembre de 2016 con la tarea de generar un impacto positivo en la vida de los alumnos que concurren al Programa, en la de sus familias y en su entorno social.

En rigor, “Belleza por un Futuro” es un programa desarrollado de modo conjunto por L’Oréal Argentina en colaboración con la Fundación Pescar, el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación y la Secretaría de Empleo del Ministerio de Trabajo de la Nación.

La principal innovación ejecutada en programas de Responsabilidad Social Empresarial por parte de la compañía en la Argentina fue haber logrado en un corto plazo que el Programa adquiriera un carácter federal. A través de partners estratégicos como municipios de distintas provincias y conservando altos estándares de formación, este Programa brinda clases a hombres y mujeres de bajos recursos económicos con alta vulnerabilidad social que están en condiciones de obtener empleos de calidad.

En la provincia de Tucumán se abrieron 4 escuelas en 2017, pasando de un centro educativo con dos cursos y 60 estudiantes en 2016 a seis centros educativos, 16 cursos, 379 alumnos y 302 graduados a fin de 2017. Además, en 2018 se abrió un nuevo centro educativo con una mayor oferta de cursos a los cuales ya ingresaron 326 nuevos estudiantes.

Otro rasgo disruptivo de esta iniciativa es la inclusión de la diversidad como meta sustentable. “Belleza por un Futuro” es actualmente una oportunidad para personas trans y hombres interesados en la industria de la belleza. Para la compañía, el compromiso con la comunidad en la que está inserta es un valor clave para su operación. Por eso sustenta y asigna los recursos necesarios para la ejecución del Programa.

Durante la primera edición, ”Belleza por un Futuro” logró ampliarse territorialmente y en cantidad de inscriptos, superando con creces las expectativas de la compañía, del tercer sector y sector público que acompañaron este proyecto.

Este programa alienta a las personas de sectores vulnerables a transformar sus vidas y contribuye a la toma de conciencia acerca de la necesidad de generar empleos dignos con el fin de quebrar el círculo de pobreza y recomponer el tejido social, para de esa manera lograr un crecimiento sostenido que perdure en el tiempo.

Sin dudas, el mayor impacto recordable de la campaña desde el lanzamiento del Programa, a fines de 2016, fue la inclusión de hombres, mujeres y personas trans que pueden obtener un empleo digno dejando la marginalidad de lado.

Además, se generó la toma de conciencia sobre dos temáticas que hoy se imponen en la agenda pública: el empoderamiento de las mujeres, y al mismo tiempo, la inclusión de personas que pertenecen al colectivo LGBTIQ.