logo
La Rural

La Rural: compromiso con el reciclaje

Luego de advertir la gran cantidad de desechos generados por la construcción efímera de stands durante cada feria, congreso o evento celebrado en el predio ferial de Palermo, surgió la necesidad de buscar una solución para disminuir el impacto ambiental generado en estas operaciones. Así fue que nació el Programa La Rural Recicla, que desde 2007 promueve la reutilización de los materiales que se desechan luego de cada evento.

Esta iniciativa busca fortalecer la cadena de valor de la compañía, facilitar a distintas instituciones el acceso a recortes de material reutilizable para que puedan darles un uso efectivo, maximizar la recolección de materiales que de otro modo tendrían un impacto en el medioambiente, fortalecer las relaciones de la compañía con Organizaciones No Gubernamentales (ONG´s), escuelas y emprendimientos sociales y posicionar a La Rural como una compañía socialmente responsable, comprometida con la sustentabilidad y el desarrollo humano de su entorno, bajo la convicción de que todo valor aportado a los proveedores o clientes resultará en un beneficio tangible a la hora de medir de forma integral el resultado del desempeño de la compañía y su nivel de competitividad.

Para que su instrumentación pudiera llevarse a cabo de forma organizada y sistematizada, se implementó una metodología de trabajo que se inicia con la planificación de la cantidad de operativos que se llevarán a cabo durante el año, de acuerdo con el calendario de actividades, evaluando la cantidad de material que podrá ser recuperado en los desarmes de los eventos que se realizan en el predio, en base a su formato y superficie.

Luego, durante la etapa de aplicación del programa, se coordina con cada una de las instituciones con el fin de seleccionar y recolectar el material reutilizable. En esta instancia se conforma un registro de la cantidad de material recuperado.

Finalmente, se realiza una evaluación anual del programa a través de encuestas telefónicas a las organizaciones sociales que participaron durante el año. En esta etapa se analizan los resultados finales, objetivos cumplidos y se definen los objetivos para el año próximo.

Al tratarse de una iniciativa sin precedentes, la expectativa era buena pero incierta, sin embargo los logros obtenidos a lo largo de sus 10 años de existencia superaron ampliamente lo esperado. El Prorgama creció de manera cuantitativa, recuperando cada año más materiales, así como también creó conciencia en expositores, organizadores y armadores de la importancia de separar y reciclar aquello que puede ponerse en valor nuevamente, logrando un efecto multiplicador del mensaje.

De esta manera, armadores, organizadores, proveedores y colaboradores que año a año se fueron sumando a esta iniciativa adquirieron conocimiento sobre el reciclado y sobre la importancia de darle un nuevo valor a esos materiales para su nueva puesta en el circuito productivo.

El hecho de demostrar la cantidad de materiales que se recuperan y reutilizan en lugar de convertirse en basura, fue fundamental para contagiar a las empresas que participan todos los años en ferias y eventos. Además, los visitantes conocieron el programa a través de señalética, folletería y las redes sociales del predio y respondieron de manera positiva cada vez que se les requirió participación en alguna acción puntual. Esto demuestra que la iniciativa aportó a la toma de conciencia de la comunidad respecto de un tema esencial como lo es el cuidado del medioambiente.