logo
Grupo Petersen

Grupo Petersen: Programa Líderes para el Aprendizaje

Este proyecto nace como una respuesta a la emergencia educativa actual. Se trata de un programa de desarrollo profesional para los líderes educativos del sistema público las Provincias de San Juan, Santa Fe, Entre Ríos y Santa Cruz.

Los objetivos apuntan a generar nuevos significados y prácticas según las exigencias educativas actuales para acompañar a los directivos en el diseño de un Plan de Mejora Escolar que contemple objetivos reales y líneas de acción de corto, mediano y largo plazo, basado en el uso de indicadores.

Este programa busca fortalecer su rol pedagógico para orientar a sus equipos docentes en pos de la mejora de los aprendizajes, promover el desarrollo de comunidades profesionales de pedagogía basadas en la continua reflexión de las prácticas, inspirar a los miembros de la comunidad educativa para que cada uno se reconozca como actor fundamental de un equipo de trabajo capaz de lograr objetivos comunes y alentar a las escuelas a que establezcan altas expectativas en el aprendizaje de los alumnos.

La estrategia de Líderes para el Aprendizaje apunta a los directores por considerar que son agentes de cambio claves en la mejora escolar y multiplicadores entre sus equipos de trabajo. Esto permite un mayor impacto a corto plazo y una variable que impacta de manera directa en el aprendizaje de los alumnos.

A nivel institucional, se pretende que el programa contribuya a visibilizar el compromiso del Grupo con la educación en cada una de las provincias donde opera. La experiencia de estos años permite afirmar que el programa refuerza estrategias provinciales sobre una problemática prioritaria. El otorgamiento de puntaje docente por parte de los Ministerios, como todas las instancias de diálogo y trabajo compartidas a partir de este programa, son una muestra clara de ello.

Desde sus comienzos, en 2016, este programa se ha implementado en un total de 11 cohortes distribuidas en las provincias de San Juan, Santa Cruz, Entre Ríos y Santa Fe, logrando dictar más de 1397 horas de capacitación a más de 360 directivos, además de acompañar el desarrollo de 259 Planes de Mejora que se encuentran actualmente en etapa de implementación por parte de las escuelas.

Al ser este un programa que apunta a que los directivos puedan desplegar su potencial como agentes de cambio, multiplicando lo aprendido en la capacitación entre sus equipos de trabajo, Líderes para el Aprendizaje tiene un impacto indirecto en toda la comunidad escolar. En este sentido, desde sus comienzos el programa ha alcanzado a más de 57.900 docentes y 338.000 alumnos.

Con respecto a los cambios en las prácticas que los directivos han podido operar al regresar a sus escuelas, se destacan la implementación de mejoras en relación a la comunicación con el equipo docente y el abordaje de instancias de evaluación de la propia labor.

El mejor resultado que se logró fue que los participantes pudieran cambiar la percepción respecto de sus prácticas. De esta manera, ganaron confianza en su capacidad para ser agentes de cambio y contagiar a sus equipos docentes. Además, la comunidad educativa mejora su conciencia sobre a su rol como educadores frente a los nuevos desafíos educativos.

Finalmente, el mayor logro del programa fue haber impulsado el conocimiento y la incorporación de nuevas técnicas y tácticas educativas para la mejora continua. Esto genera un impacto directo en las expectativas de los docentes sobre los alumnos y contribuye a la conciencia sobre la disponibilidad tecnológica como una herramienta fundamental para fortalecer los ámbitos educativos y apalancar la educación.