logo
Fox Group

Fox Group: la “Liga Antipiratería”

El escaso reconocimiento de la piratería como un delito y la falta de información sobre el impacto que genera en las industrias creativas, son factores que promueven su crecimiento. En Sudamérica, el 50% de los usuarios de internet -110 millones- accede a contenidos piratas, generando escasez de inversiones, menos incorporaciones de usuarios a operadores y más recursos para proteger la industria.

Por este motivo, la compañía decidió emprender una lucha contra la piratería que hoy se mantiene a la vanguardia mediante iniciativas innovadoras y una estrategia que se estructura en 4 pilares: Tecnología, Enforcement, Legislación y Educación.

El primer paso fue comprender que había un sector al cual se podía concientizar a partir de la educación: los niños. “Con el fin de continuar la estrategia que planteamos como Grupo para la lucha contra la piratería, nos propusimos como objetivo crear una iniciativa que, teniendo en cuenta un segmento tan sensible como son los niños, fuera lo suficientemente educativa y atractiva a la vez para que, no sólo nos permitiera despertar interés en las escuelas, y que estas nos incluyan en su currícula educativa como un valor agregado, sino también involucrar al capital humano de la compañía”, explicaron desde la empresa.

Esta iniciativa dio origen a la “Liga Antipiratería”, una campaña audiovisual, multiplataforma e innovadora que consistió en la creación exclusiva de cuatro personajes animados que luchan en equipo contra la copia ilegal de las creaciones originales como series, películas, música, videojuegos, trabajos prácticos y exámenes, recreando diferentes acciones de piratería en las que la sociedad se ve inmersa diariamente sin conocer sus consecuencias.

La campaña fue difundida mediante spots televisivos y en las redes del Grupo. Pero lo más innovador fue sin dudas la utilización de influencers que tuvieron la misión de amplificar el mensaje a través de sus propios canales para generar un mayor acercamiento con los niños, no solo a través de la educación sino también del entretenimiento.

“Trabajamos en base a la estrategia que elaboramos como Grupo para hacer frente al delito de la piratería. En él, no sólo creamos la iniciativa, sino que también enmarcamos las expectativas. Nos propusimos trabajar en el pilar educación y crear una iniciativa que no sólo fuera educativa y atractiva para los niños, sino que se convirtiera en un valor agregado en la currícula educativa de las escuelas de Latinoamérica; además de involucrar al capital humano de la compañía”, sostuvieron los responsables de llevar adelante esta campaña.

El aporte de la “Liga Antipiratería” a la toma de conciencia de la comunidad se puede observar de manera explícita a través de las diferentes plataformas mediante las cuales se logró que el mensaje penetrara en el público. Por un lado, las actividades que se llevaron adelante en las escuelas resultó sumamente divertida y motivadora para los niños.

La apertura de lo más chicos para comprender y debatir sobre las consecuencias que genera la piratería, y los cuidados que hay que tener para acceder a contenido online, reflejan el impacto recordable que se logró a través de los personajes creados, de manera exclusiva, para esta campaña. Además, el sector educativo ha sido un gran aliado durante toda la implementación de la “Liga Antipiratería”. El aporte, en este sentido, es recíproco: por un lado, la campaña gana un valor cultural y social que le permite crecer y, a su vez, ofrece un mejor producto a las escuelas que requieran agregar esta iniciativa a sus currícula.

Finalmente, las diferentes estrategias de comunicación implementadas permitieron que la toma de conciencia de la comunidad se amplifique y se convierta en un recurso tangente al que se puede acceder desde la web y las redes sociales sin límite de tiempo, generando un impacto positivo de forma constante.