logo
Coca Cola

Coca-Cola: Agua Segura para vivir mejor

Las cifras que evidencian la crisis del agua en el mundo son tan contundentes como alarmantes. Un informe de Joint Monitoring Programme asegura que cada año 1.500 millones de personas son afectadas por enfermedades transmitidas por el agua, que cada 90 segundos muere un niño a causa de este flagelo y que las enfermedades asociadas a agua, sanidad e higiene matan a 1 millón de personas por año. La primera indicación para prevenirlo es el consumo de agua segura y hacia allí dirigió sus esfuerzos la compañía.

El objetivo del proyecto Agua Segura es acercar agua potable y educación sobre higiene y hábitos de consumo saludables, a través de instituciones locales, a comunidades vulnerables de todo el país. Un propósito tan ambicioso requiere de un compromiso y necesita de la articulación público-privada, así como de una cooperación entre diferentes áreas de gestión.

La compañía, junto con la empresa social Proyecto Agua Segura, asumió como propio el objetivo y en 2016 puso en marcha un proyecto de cooperación con los ministerios nacionales de Desarrollo Social, Agroindustria y Educación, para dar acceso a agua segura a más de 200 escuelas y organizaciones de la sociedad civil de comunidades vulnerables en 13 provincias.

Esto representa más de 25 mil niñas, niños y adolescentes beneficiados, además de sus grupos familiares y las comunidades escolares y más de 39 mil millones de litros de agua segura facilitados.

Sobre la base de un acuerdo formal, se llevó a cabo la firma de un Convenio Marco con la empresa social Proyecto Agua Segura, y se puntualizaron las acciones que se comprometían a propiciar en forma conjunta con la articulación de distintos actores sociales a efectos de involucrarlos en la participación de proyectos que tengan como fin mejorar la calidad y el acceso al agua.

Agua Segura es un muy buen ejemplo de articulación publico privada, donde cada parte aporta su saber y experiencia para contribuir al objetivo de dar acceso al agua potable. El ministerio de Desarrollo Social se encargó de relevar las comunidades más vulnerables, el ministerio de Educación detectó las escuelas rurales a las que había que llegar con la capacitación y el ministerio de Agroindustria brindó el apoyo logístico para llegar a cada institución.

La implementación del programa consistió en instalar y capacitar sobre el uso de filtros purificadores de alto volumen que logran prevenir enfermedades transmitidas por el agua, al mismo tiempo que expertos de la empresa social Proyecto Agua Segura brindaron los talleres lúdicos con la intención de educar en tres ejes: cuidarse a uno mismo, cuidar a los demás y cuidar el agua.

La expectativa de la compañía fue desarrollar un programa sustentable y duradero que permita a una gran cantidad de niños y familias acceder a agua potable, para poder colaborar en la disminución de las enfermedades contraídas por el consumo de agua no segura en niños y de esa manera disminuir también el ausentismo escolar.

La firma del Convenio de Cooperación hizo que la empresa social Proyecto Agua Segura tuviera una fuerte expansión y se consolidara. En abril de este año, renovó el compromiso y se anunció la profundización del programa con la intención de instalar 145 filtros y 30 bebederos saludables en escuelas y organizaciones de la sociedad civil.

De esta manera, la compañía sigue buscando oportunidades para hacer una diferencia positiva en las comunidades donde opera y siempre pone el foco en áreas donde su rol puede tener un efecto multiplicador para, de este modo, lograr un mayor impacto en un mundo con urgencias que precisa y exige cada vez más cuidados y donde las desigualdades sociales generan necesidades.