Desarrollo de casos

Casos participantes en los premios 2017

Banco Patagonia: Nosotros queremos

La empatía y la solidaridad son conductas inherentes a la naturaleza humana y la mayoría de las personas tienden a ayudar al prójimo, sobre todo en épocas de crisis o catástrofes. En 2006, un estudio de la Fundación Inclusión Social señaló la falta de involucramiento de los jóvenes en tareas comunitarias y la asoció a la ausencia de espacios para actuar en los problemas que los afectaban y a la falta de convicción en ellos mismos para poder generar cambios en la sociedad. Es así que, como parte de su programa de inclusión socioeducativa, la fundación lleva adelante el concurso Nosotros queremos.

El objetivo del proyecto es contribuir a que los jóvenes puedan comprometerse con su entorno, adquiriendo experiencias y aprendizajes que los vinculen con valores como el esfuerzo, la perseverancia, el respeto, la responsabilidad, la creatividad y el trabajo en equipo.

En 2015 el Banco Patagonia decidió acompañar a la fundación a ampliar su alcance geográfico impulsándolo en la provincia de Río Negro con el objetivo particular de empoderar a los jóvenes de escuelas medias para que se sientan capaces de lograr lo que se proponen y tomen la responsabilidad de mejorar su comunidad.

Para llevar adelante esa misión, el banco decidió acompañar, de forma articulada con otras empresas e instituciones, al proyecto en otras provincias: Córdoba, Neuquén, Mendoza, Ciudad de Buenos Aires y el partido bonaerense de Pilar.

Desde el concurso se promovió la realización de 161 proyectos de intervención sociocomunitaria, y se involucró a más de 2.460 jóvenes en programas tendientes a cambiar su entorno en 31 localidades de toda la provincia de Río Negro.

Entre las temáticas más elegidas por los grupos participantes en 2017, se encuentran el mejoramiento de espacios de uso común (20%), el apoyo a instituciones de menores (13%), la solidaridad (8%), el medio ambiente (8%) y el apoyo a instituciones de la tercera edad (8%).

A fines de 2016 el banco decidió impulsar una evaluación de los resultados logrados junto a la Fundación Inclusión Social y a la consultora especializada en estudios sociales Perspectivas Sociales. Este análisis arrojó información muy útil sobre diversas variables: el perfil de los participantes, las principales problemáticas que enfrentan los jóvenes a la hora de implementar sus proyectos y la percepción lograda en los distintos tipos de grupos.

Se registraron indicadores que dan cuenta de que la participación en el concurso ha tenido un impacto positivo para todos los participantes, aun para aquellos que abandonaron el proyecto antes de finalizarlo. Estos datos no sólo sirven para entender el alcance del proyecto, sino también para detectar oportunidades de mejora que permitirán reorientar algunas tácticas en ediciones futuras.

La conciencia generada a nivel comunitario a partir de estas experiencias es muy inspiradora, porque la iniciativa invita a reflexionar sobre lo que los individuos pueden realizar para modificar su realidad y sobre el interés y capacidad de los jóvenes para impactar sobre las problemáticas de sus propias comunidades.

Volver